La Opinión

bloglaopinion@gmail.com

Vergüenza de ser puertorriqueño


Hoy tengo que decir que siento vergüenza de ser puertorriqueño.  Mi país se ha convertido en una pocilga que alberga cerca de cuatro millones de indeseables (incluyendo los extranjeros que viven aquí).  Un país de 100 millas de largo por 35 de ancho (supuestamente) donde los fines de semana asesinan sobre 20 personas.  Un país donde la gente se cree que se lo merecen todo, donde te faltan el respeto en cada esquina, o te asaltan o te matan.

Lo último es que a una super estrella del baloncesto, lo atrapan los Federales (gracias a Dios por los Federales, si no, no cabrían los criminales campeando por su respeto en este país) con drogas para distribuir y municiones de armas largas de alto poder, y los imbéciles de mi país solo saben decir…”pobrecito, es que el es usuario pero va a salir bien pues los cargos se van a caer si Dios quiere”.   IMBÉCILES, el pobrecito cultivaba drogas para venderselas a tus hijos y las municiones, para matarlos.

Que se puede esperar de un país donde los ídolos son Daddy Yankee, Don Omar, Wisin y Jandel y otra sarta de maleantes que le enseñan a tus hijos a ser irrespetuosos, boquisucios, títeres y de lo chevere que es ser del bajo mundo.  Tan solo vean los videos de todos estos mal llamados artistas y dígame si le gustaría ver a su hija en cualquiera de ellos (siempre habrá en basura que dirá que si).

Este país esta acostumbrado al mantengo y a ser vago, a la listería, al vacilón y la cafrería.  Este país hace tiempo que perdió los valores que lo hizo un pueblo noble.  Hasta los líderes religiosos (católicos y protestantes) han convertido sus iglesias en empresas para generar dinero vendiendo un evangelio de pacotilla cosechando grandes ganancias.  De los políticos mejor ni hablar.  Ningún partido político sirve para nada y mucho menos los corruptos e inmorales que los componen.  Hace unos cuantos días, la policía hizo una redada en La Perla (el punto de drogas mas grande de Puerto Rico) y lo único que se escucha es que los puercos (refiriéndose a la policía) son unos abusadores y unos “cabrones”.

Usted enciende la radio o la televisión y lo único que escucha y ve es doble sentido, material sexual explícito, chabacanería, vulgaridad y violencia.  A lo bueno le llaman malo y viceversa.  Este país lo que se merece es un terremoto de 11 grados en la escala Richter y que solo sobrevivan los niños a ver si esa nueva generación vuelve a darle honor, decencia y vergüenza a esta tierra.  Y que me perdonen los buenos puertorriqueños y extranjeros (todavía quedan) que tienen que vivir día a día en un país que perdió el norte hace rato.

Una respuesta a “Vergüenza de ser puertorriqueño

  1. Mara Marin julio 8, 2012 en 11:12 pm

    Yo me siento igual. Me fui del pais buscando una mejor vida para mi y mi familia. Ya sentia verguenza antes de irme y crecio aun mas viviendo aca. El concepto que nos tienen es horrible y no los culpo… el boricua de aca es mucho peor que el de alla…. soy racista de mi propia raza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s